Mothman


Mothman

N.º de producto: 1049

Todavía en existencias
se puede enviar en 2 días

29,99
El precio incluye el IVA


#3 EL MOTHMAN

Mothman, el hombre polilla. Así lo llamaron los asustados testigos. Es el daimon por excelencia. Irrumpe para cambiar el mundo. Deforma la realidad. Nos da un susto de muerte al borde de la carretera. Vuela y nos persigue. A veces se escucha un chillido en torno a él.  Es un heredero de los miedos de ayer, de los ángeles extraños, de las criaturas errantes de los cuentos remotos. Es el inconsciente colectivo que a veces cobra forma y llega hasta nosotros para gritarnos que somos pasajeros de una realidad que tiene leyes ocultas que jamás comprenderemos.

No hay mucho más que decir de Mothman, porque su forma, su expresión, su agreste fiereza, no necesita de letras ni adjetivos.  Se siente la verdad solo con verlo. Él, en su mismidad, es enigma elevado a la máxima potencia.

Oficialmente sembró el terror en 1966 en Point Pleasant (West Virginia) y muchos lo tomaron como anunciador de fúnebres noticias. Y así ocurrió. Como si esta entidad representase la cara más oscura de las fuerzas de la naturaleza. Desde aquel tiempo hay recuerdos de sus andanzas. Entre ellos una escultura que pudimos filmar y que está representada milimétricamente, con todo su misterio, en esta preciosa figura.

Sea cual sea su mensaje, nadie puede permanecer ajeno a su magnetismo. A su diseño, constituido, seguramente, por creencias, apariciones y visiones de la realidad prohibida acumuladas por el ser humano durante milenios. En las cavernas prehistóricas he visto figuras pintadas parecidas a Él. En los solitarios yacimientos del Neolítico, también. Y su presencia se percibe sin esfuerzo en las tablas de muchos pintores de todas las escuelas y todos los siglos. Él siempre ha estado ahí. En el margen de lo que consideramos real. En esa frontera. En esa tierra de nadie. Jung lo sabía muy bien; Mothman es espejo de nuestros abismos más profundos.

A veces, con sus poderosos ojos rojos, abre una grieta entre su universo y el nuestro. Dicen que en Chernóbil, antes de la catástrofe, también lo vieron. No me extrañaría. Y entonces ya nada es igual. Su poder, su majestad sombría, su potencia como entidad, nos desvela y nos atemoriza. Pero Mothman no quiere hacer daño. No es un demonio. O eso creo, aunque ya sabéis que nunca tengo certeza de casi nada.  Simplemente, pienso, es heraldo, emisario, mensajero. Un anunciador de lo poco que sabemos de otros mundos…que están en este.  

Iker Jiménez

Figura artesanal moldeada a mano y pintada hasta el último detalle.
Adjunta la peana soporte.

Dimensiones: 22 cm alto. Peana 9 cm diámetro.
Material: resina sintética pintada a mano
.

NOTA: Requiere montaje. Para su transporte las alas van separadas del cuerpo y se encajan fácilmente en la espalda (ver vídeo).

También recomendamos

Ser de Pascagoula
29,99 € *
Ummita
29,99 € *
PulpETE Kósmiko
19,99 € *
Platillo Adamski
25,00 € *
Slenderman
25,00 € *
*
Los precios incluyen el IVA

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

Moai (modelo 1)
19,99 € *
Demonio Pazuzu
19,99 € *
Diosa Anunnaki
19,99 € *
*
Los precios incluyen el IVA

Examine también estas categorías: UFO: Top Secret, Página de inicio